¿Puede un niño demoler un edificio? La respuesta es sí, y además se lo merece

24980139_BG1Joe Mausser lleva peleando contra la leucemia desde que tenía cuatro años. Ahora, después de más de 24 meses de tratamiento está a punto de ganar la primera gran batalla y, quien sabe, si también la guerra contra la enfermedad. Para celebrarlo, sus padres quisieron premiarle convirtiendo en realidad uno de sus mayores sueños: demoler un edificio.

El pasado mes de noviembre Mathew y Kim mausser ganaron una puja ciega que daba derecho a elegir quien pulsaría el botón que desencadenaría la explosión que debía terminar con la centenaria escuela de enfermería de Des Moines (Iowa, Estados Unidos), un edificio abandonado desde 1999.

El pasado domingo a las 7 de la mañana el valiente Joe y su hermano pequeño Nick, de cinco años, gritaron con fuerza “¡fire in the hole!” (literalmente, ‘fuego en el agujero’), una advertencia usada en los países de habla inglesa para indicar que una inminente detonación de explosivos.

24980139_BG1

Acto seguido apretaron con fuerza el mando a distancia conectado a las 300 cargas instaladas en el viejo edificio y durante 18 segundos vieron atónitos cómo se desplomaba ante sus ojos como si fuese un castillo de naipes antes de subirse al coche de sus padres con una enorme sonrisa llena de esperanza.

Fuente: Idealista.com

Facebook0Twitter0Google+0Pinterest0LinkedIn0Email

¿Y tú, que opinas?


Get Widget
“Tengo síndrome de Down y soy feliz”. No te pierdas el precioso video que han grabado estos chicos para una futura madre asustada